“Por mucho que hayas sufrido, siempre hay alguien que sufre más que tú. Y sólo quedan dos opciones: o pudrirte por dentro, o bailar al ritmo de la vida”